• Katy López

¿Es posible para las mujeres mayas, una vida libre de violencia?

...”cuando estamos unidas, cuando hablamos del mismo tema, nuestro corazón y nuestra mente se conectan con las vivencias cotidianas. Se conectan con lo que las abuelas y los abuelos nos enseñaron y como nos enseñaron. Se conectan con las luchas y los esfuerzos que cada una ha hecho para estar presentes hoy acá…”


Aporte de una compañera participante en los talleres desarrollados en el municipio de San Pedro Jocopilas, Quiché, Guatemala.



El Proyecto “Saqarib’al: Sensibilización, conocimiento y empoderamiento para luchar contra la violencia de género”, combina metodologías participativas y creativas, involucramiento de autoridades locales y aprovechamiento de herramientas digitales para abrir la posibilidad a que jóvenes y mujeres adultas maya k´iche´ de 5 municipios del departamento del Quiché, puedan encontrar formas simples y accesibles para desnormalizar y romper el ciclo de la violencia.


Como parte de esta iniciativa que implementa SIC4Change en alianza con Asociación

Ajb´atz´ Enlace Quiché; surgen una serie de aprendizajes y experiencias que vemos importante compartir.


  • Durante este proyecto se ha tejido una colaboración con 16 instancias públicas y 2 de organizaciones de mujeres para sistematizar los protocolos de atención que funcionan en el área de cobertura del proyecto para la atención de casos de violencia contra la mujer o en situación de riesgo, esto nos ha permitido aportar a fortalecer una red multi-sectorial en el territorio Quiché.


  • Se construyeron y validaron una serie de mensajes adaptados a la realidad de las mujeres en zonas rurales del territorio, con información de sensibilización relativa a derechos y existencia de rutas de atención. Posteriormente, se realizo el envío de mensajes de texto (en español) y de voz (en idioma k´iche´) a celulares de más de 300 mujeres, a través de la plataforma virtual SAVIA.


  • Aprovechando la fuerte importancia de la dimensión comunitaria como espacio de interacción y convivencia, hemos fomentado la mediación y facilitación de jornadas de formación como parte del fortalecimiento de las capacidades de lideresas a nivel local para el abordaje de la violencia y los protocolos de atención para, posteriormente, replicar los procesos de formación en el ámbito comunitario.


  • Aprovechando el aumento de conexión digital de la población juvenil, se ha propiciado un proceso con más de 80 jóvenes de 13 a 25 años para reflexionar sobre la normalización de determinados imaginarios tradicionales sobre género y, posteriormente, discutir abordajes para transformar estos imaginarios. Se busca posicionar a cada joven participante como agente de cambio en su entorno, acompañándolo en la generación de mensajes transformadores, producción y edición de contenidos audiovisuales y difusión masiva a través de las redes sociales.


  • Cómo parte del proceso de innovación, se implementa un monitoreo constante junto a usuarias de los servicios implementados, para entender el impacto, identificar necesidades e identificar cuellos de botella.

A través del impulso de estas acciones, hemos sido conscientes de la red que se ha ido tejiendo alrededor de la prevención y transformación de la violencia hacia la mujer, en la cual se congregan organizaciones sociales, oficinas municipales y grupos de jóvenes y mujeres organizadas de manera comunitaria.


Esta red y el impacto que se ve en los y las jóvenes es lo que nos da esperanza al imaginar un futuro libre de violencia hacia las mujeres mayas en nuestros territorios.





54 visualizaciones0 comentarios